Lo que nadie le ha dicho sobre la creación

MILES de millones de personas han leído o escuchado lo que dice la Biblia sobre el origen del universo. Dicho relato —de 3.500 años de antigüedad— comienza con la famosa frase: “En el principio Dios creó los cielos y la tierra”.

Lo que muy poca gente sabe es que los dirigentes de muchas religiones, así como los llamados creacionistas y fundamentalistas, han transformado el relato bíblico de la creación en una sarta de cuentos que apenas se parecen a la historia original. Esos cuentos, que ni están en la Biblia ni concuerdan con los hechos probados por la ciencia, han llevado a muchos a creer que el relato de la creación no es más que una leyenda.

La verdadera historia de la creación es prácticamente desconocida. Y eso es una lástima, ya que la Biblia ofrece una explicación lógica, creíble y científica sobre el origen del universo. ¿Le gustaría conocerla? De seguro se llevará una grata sorpresa.

EL CREADOR SIN CREADOR

Símbolo de infinito

De acuerdo con el relato bíblico de la creación, existe un Ser Supremo, un Dios todopoderoso que creó todas las cosas. ¿De quién se trata? ¿Cómo es él? La Biblia muestra que es muy diferente de los dioses que se exaltan en la cultura popular y las religiones actuales. Aunque es el Creador de todas las cosas, la mayoría de la gente sabe muy poco sobre él.

  • Dios no es una fuerza que vaya flotando por el espacio; tiene personalidad, pensamientos, sentimientos y metas.

  • Dios tiene poder y sabiduría infinitos. De ahí que se observe un diseño complejo en toda la creación, sobre todo en los seres vivos.

  • Dios existía antes de que hubiera materia. De hecho, él la creó, de modo que no puede estar hecho de materia. Él es un espíritu.

  • La existencia de Dios no depende del tiempo. Siempre ha existido y siempre existirá; no fue creado por nadie.

  • Dios tiene nombre, el cual aparece miles de veces en la Biblia. Ese nombre es Jehová.

  • Jehová ama a los seres humanos y se interesa por ellos.

 ¿CUÁNTO TARDÓ DIOS EN CREAR EL UNIVERSO?

Reloj

La Biblia afirma que Dios creo “los cielos y la tierra”. Esta es una declaración muy general; no especifica cuánto tiempo le tomó crear el universo ni los métodos que empleó. En cambio, los creacionistas piensan que Dios creó el universo en seis días de veinticuatro horas. Esta idea, rechazada por la comunidad científica, se basa en una grave malinterpretación de lo que enseña la Biblia. Veamos qué dice en realidad este libro.

La Biblia no apoya la afirmación de los creacionistas y fundamentalistas de que los días creativos duraron veinticuatro horas cada uno

  • La Biblia no apoya la afirmación de los creacionistas y fundamentalistas de que los días creativos duraron veinticuatro horas cada uno.

  • Vez tras vez, la Biblia usa el término día para hablar de diversos períodos de tiempo, a veces de duración indeterminada. Ese es el caso del relato de la creación, que aparece en el libro bíblico de Génesis.

  • Cada uno de los seis días creativos de Génesis pudo haber durado miles de años.

  • Cuando comenzó el primer día, Dios ya había creado el universo y la Tierra.

  • Todo parece indicar que los seis días creativos fueron largos períodos de tiempo durante los que Jehová preparó nuestro planeta para ser habitado por el ser humano.

  • El relato bíblico de la creación no contradice los cálculos científicos sobre la edad del universo.

¿SE VALIÓ DIOS DE LA EVOLUCIÓN?

Gráfica del supuesto proceso de evolución

Muchas de las personas que no creen en la Biblia piensan que la vida surgió al azar a partir de compuestos químicos inertes mediante algún proceso misterioso. Supuestamente, en cierto momento se formó un organismo semejante a una bacteria capaz de duplicarse. Con el tiempo, de aquel organismo evolucionaron todas las especies que existen hoy. Eso querría decir que el ser humano, con su diseño extraordinariamente complejo, desciende de las bacterias.

Hay otras personas que creen tanto en la evolución como en la Biblia. Creen que Dios produjo la vida en la Tierra y luego se limitó a supervisar —y quizás dirigir— el proceso de evolución. Sin embargo, la Biblia no dice nada por el estilo.

El relato bíblico de la creación no contradice las observaciones científicas de variaciones que tienen lugar dentro de los géneros

  • Lo que la Biblia dice es que Jehová creó los diversos géneros de plantas y animales, así como a un hombre y una mujer perfectos con conciencia de sí mismos y la capacidad de amar y actuar con sabiduría y justicia.

  • Obviamente, los géneros de animales y plantas que Jehová creó han experimentado cambios, con lo cual se han producido variaciones dentro de cada género. En algunos casos, las diferencias son muy marcadas.

  • El relato bíblico de la creación no contradice las observaciones científicas de variaciones que tienen lugar dentro de los géneros.

 LA CREACIÓN HABLA DE SU CREADOR

A mediados del siglo XIX, el biólogo británico Alfred Russel Wallace llegó a las mismas conclusiones que Charles Darwin sobre el papel de la selección natural en la evolución. Pero se dice que incluso este renombrado evolucionista mencionó lo siguiente: “Para aquellos que tienen ojos y una mente acostumbrada a reflexionar, está claro que detrás de la célula más diminuta, de la sangre, de la Tierra y del universo entero […] hay inteligencia y dirección; en otras palabras, una mente maestra”.

Casi dos mil años antes de que naciera Wallace, un escritor bíblico hizo esta observación sobre Dios: “Las cualidades invisibles de él se ven claramente desde la creación del mundo en adelante, porque se perciben por las cosas hechas, hasta su poder [eterno] y Divinidad” (Romanos 1:20). Deténgase de vez en cuando a reflexionar en las maravillas de la naturaleza, desde una brizna de hierba hasta los incontables astros del universo. Meditar en la creación le permitirá percibir a su Creador.

“Pero si realmente hay un Dios que nos ama —quizás se pregunte—, ¿por qué permite tanto sufrimiento? ¿Habrá abandonado a la humanidad? ¿Qué nos depara el futuro?” La Biblia contiene muchas otras historias desconocidas; contiene verdades que han quedado sepultadas bajo infinidad de ideas humanas y doctrinas religiosas, y por lo tanto escondidas de la mayoría. Los editores de esta revista, los testigos de Jehová, tendrán el gusto de ayudarle a conocer lo que la Biblia enseña realmente y a descubrir más sobre el Creador y el futuro de la creación humana.

102014083_univ_lsr_lg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s