¿Por qué es importante orar?

502017155_univ_lsr_lg

Según una encuesta, el 80% de los adolescentes americanos ora a Dios, pero solo la mitad de ellos lo hace todos los días. Es muy probable que algunos se pregunten: “¿Es la oración solo una terapia para sentirme mejor?”.

 ¿Qué es la oración exactamente?

Orar es comunicarse con Jehová, el Creador de todas las cosas. Piensa en lo que eso significa: aunque él es superior a los humanos en todo, “no está muy lejos de cada uno de nosotros” (Hechos 17:27). De hecho, la Biblia nos hace esta asombrosa invitación: “Acérquense a Dios, y él se acercará a ustedes” (Santiago 4:8).

¿Qué puedes hacer para acercarte a Dios?

  • Orar. Esa es la forma de hablar con él.

  • Estudiar la Biblia. Así es como Dios te “habla” a ti.

    Esta comunicación por parte de ambos —orar y estudiar la Biblia— te ayudará a ser más amigo de Dios.

“Hablar con Jehová, es decir, comunicarse con el Altísimo, es uno de los mayores privilegios que tiene el ser humano” (Jeremy).

“Expresarle a Jehová mis sentimientos hace que me sienta más cerca de él” (Miranda).

 ¿De verdad me escucha Dios?

Aunque creas en Dios —e incluso le ores— puede que te parezca difícil pensar que realmente te está escuchando. Sin embargo, la Biblia dice que Jehová es el “Oidor de la oración” (Salmo 65:2). Incluso te anima a hablarle de todo lo que te preocupa. ¿Por qué? Porque Dios se interesa por ti (1 Pedro 5:7).

Piensa en esto: ¿Hablas habitualmente con tus amigos? Pues puedes hacer lo mismo con Dios. Habla con él a menudo, y usa su nombre, Jehová (Salmo 86:5-7; 88:9). De hecho, la Biblia te invita a orarle continuamente (1 Tesalonicenses 5:17).

“La oración es una conversación entre mi Padre celestial y yo en la que le abro por completo mi corazón” (Moises).

“Le cuento a Jehová cosas importantes, igual que hago con mi madre y mis mejores amigos” (Karen).

 ¿Sobre qué cosas puedo orar?

La Biblia dice: “En todo, por oración y ruego junto con acción de gracias, dense a conocer sus peticiones a Dios” (Filipenses 4:6).

¿Significa eso que está bien hablarle de tus problemas? ¡Claro que sí! La Biblia misma nos invita a hacerlo: “Arroja tu carga sobre Jehová mismo, y él mismo te sustentará” (Salmo 55:22).

Pero, claro, no deberías contarle solo tus problemas. Una chica llamada Chantelle dice: “No sería muy buena amiga de Jehová si solo le orara para pedirle ayuda”. Y añade: “En mi opinión, lo primero que deberíamos hacer es darle las gracias y, la verdad, la lista de cosas por las que estar agradecidos tendría que ser bastante larga”.

Piensa en esto: ¿Por qué cosas estás agradecido? Piensa en tres cosas por las que hoy puedes darle gracias a Jehová.

“Incluso algo sencillo, como observar una flor bonita, puede impulsarnos a hacerle una oración a Jehová para darle las gracias” (Anita).

“Medita en un versículo de la Biblia que te guste mucho o en alguna de las cosas que Jehová ha creado y que te impresione. Después dale las gracias por ello” (Brian).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s