El Creador de todas las cosas

1102003023_univ_cnt_1_sm

YO SÉ algo que es maravilloso. ¿Quieres oírlo?… Mírate la mano. Dobla los dedos. Ahora agarra algo. Tu mano puede hacer muchas cosas, y hacerlas bien. ¿Sabes quién hizo las manos?…

Sí, fue el mismo que hizo la boca, la nariz y los ojos. Fue Dios, el padre del Gran Maestro. ¿Te alegras de que Dios nos diera ojos?… Gracias a ellos podemos ver muchas cosas: las flores, la hierba verde y el cielo azul. También nos sirven para observar a los pajaritos cuando comen, como en la ilustración. ¿No te parece una maravilla que podamos ver tantas cosas?…

Pero ¿quién las hizo? ¿Algún hombre? No. Los hombres pueden construir una casa, pero no pueden hacer hierba que crezca, ni tampoco un pajarito, una flor u otro ser vivo. ¿Lo sabías?…

Dios es el Creador de todo: él hizo los cielos y la Tierra, así como también a los seres humanos. Jesús, el Gran Maestro, enseñó que Dios creó al primer hombre y la primera mujer (Mateo 19:4-6).

 ¿Cómo sabía Jesús esto? ¿Vio a Dios crearlos?… Sí. Jesús estuvo presente cuando Dios hizo al hombre y la mujer, pues él mismo fue la primera persona que Dios creó. Jesús era un ángel que vivía en el cielo con su Padre.

La Biblia cita estas palabras de Dios: “Hagamos al hombre” (Génesis 1:26). ¿Sabes con quién estaba hablando Dios?… Hablaba con su Hijo, que más tarde vendría a la Tierra y sería Jesús.

¿No es emocionante? Piénsalo. Cuando escuchamos a Jesús, estamos aprendiendo de la persona que estaba con Dios cuando Dios creó la Tierra y todo lo demás. Jesús aprendió mucho de trabajar con su Padre en el cielo. ¡No es de extrañar que sea el Gran Maestro!

 ¿Piensas que Dios se sentía triste por estar solo antes de crear a su Hijo?… No. Entonces, ¿por qué creó a otros seres?… Porque es un Dios de amor. Él quería que otros vivieran y disfrutaran de la vida. Debemos agradecerle a Dios que nos diera la vida.

Todas las creaciones de Dios demuestran su amor. Por ejemplo, el Sol nos da luz y nos mantiene calientes. Si no existiera, todo estaría frío y no habría vida en la Tierra. ¿No te alegras de que Dios creara el Sol?…

Dios también hizo la lluvia. A veces no te gusta que llueva porque entonces no puedes salir a jugar. Pero la lluvia facilita el crecimiento de las flores. Por eso, cuando vemos flores hermosas, ¿a quién debemos darle las gracias?… A Dios. ¿Y cuando comemos frutas y verduras sabrosas?… Debemos darle las gracias a Dios porque el Sol y la lluvia hacen crecer las plantas.

Imagina que alguien te pregunta: “¿Creó Dios también al hombre y los animales?”. ¿Qué dirías?… Es correcto contestar: “Si, Dios hizo al hombre y los animales”. Pero ¿qué pasa si la persona no lo cree, y asegura que el hombre vino de los animales? Bueno, eso no es lo que la Biblia enseña. Esta dice que Dios creó a todos los seres vivos (Génesis 1:26-31).1102003023_univ_cnt_2_lg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s